Gran demostración Mejores prácticas para demostraciones virtuales - Gran demostración

Gran demostración Mejores prácticas para demostraciones virtuales

¿Quieres una historia de terror?

Te daré un adelanto: El remate es: "No, estoy bien..."

Veo docenas de demostraciones virtuales grabadas de mis clientes y clientes potenciales. Lamentablemente, la mayoría de estas demostraciones son los tradicionales Harbor Tours de mostrar y tirar. Ocasionalmente, algunas demostraciones destacan como especialmente pobre. Esta es la historia:

Un cliente compartió conmigo dos demostraciones grabadas, cada una de una hora de duración, presentadas a sus clientes potenciales típicos. Estos dos ejemplos tenían el mismo argumento y la única diferencia entre ellos era el estilo verbal de presentación. El contenido y la secuencia de pasos de cada demostración eran exactamente iguales. Habíamos programado una demostración más, pero en directo.

Conecté con el representante del proveedor en línea a la hora acordada. Compartió su escritorio y me preguntó: "¿Puede ver mi pantalla?". Le respondí: "Creo que sí...".

Dijo: "¡Genial!" y buceó en su demostración. Me di cuenta de que estaba siguiendo exactamente el mismo camino y pista de conversación que sus dos predecesores. Tras ocho minutos de hablar y hacer clic, salió a la superficie y preguntó: "¿Alguna pregunta hasta ahora?".

"No, estoy bien..." Respondí.

Se zambulló volver en su demostración y continuó durante otros ocho minutos, luego reapareció de nuevo y preguntó: "¿Alguna pregunta hasta ahora?".

Le respondí: "No, estoy bien...". Con eso, él de nuevo volvió a sumergirse en su tema de conversación. Este proceso, con los ocho minutos de "charla" repetidos...

Antes de continuar con esta historia, es necesario conocer algunos antecedentes:

  1. Había desactivado la función de compartir vídeo por problemas de ancho de banda, lo que significaba que él no podía ver lo que yo estaba haciendo durante la demostración; y
  2. Yo cronometro las demostraciones o, más concretamente, cuánto tiempo habla el vendedor antes de obtener una respuesta del cliente potencial. La información Talk:Listen de las distintas herramientas de colaboración web es estupenda, pero esta era una demostración en directo.

Viendo una oportunidad, me dije: "Yo tienen para llevar a cabo este experimento".

Inmediatamente después de su última pregunta "¿Alguna pregunta hasta ahora?", cogí mi taza de té, salí de mi despacho y me dirigí a la cocina. Refresqué mi té, contemplé las vistas durante unos minutos y me relajé un poco. En el minuto 7 volví a mi despacho y, efectivamente, un minuto más tarde, ¿qué creen que ocurrió?

Reapareció y preguntó: "¿Alguna pregunta hasta ahora?".

"No, estoy bien..." fue mi respuesta.

Entonces, ¿qué es lo horroroso de esto? Él tenía no idea de que me había ido físicamente durante ese segmento.

La demostración iba perfectamentehasta he estaba preocupado, pero su público literalmente se fue. No tenía ni idea de que yo había abandonado la sala (y la demostración).

Desea Otro ¿Horror Story?

Imagina que usted eres el cliente potencial que recibe una demostración en directo de un proveedor a través de Internet. El vendedor empieza con unas diapositivas sobre la empresa y el producto, y durante la demostración alguien entra en tu despacho. Usted silencia el audio y charla con su colega durante unos minutos. Se marchan y vuelves a centrarte en las diapositivas.

Momentos después, el representante del vendedor pregunta, inevitablemente: "¿Alguna pregunta hasta ahora?".

Tú respondes: "No, estoy bien...", pero ya estás un poco aburrido.

Tras unos minutos escuchando desganado, te llega un correo electrónico a la bandeja de entrada que quieres leer. Lo abres y respondes, y luego investigas distraídamente el resto de tu bandeja de entrada mientras la voz del demostrador zumba: "Otra cosa muy buena de nuestro software es que todo es configurable; ahora te lo enseño...".

¡Ya te has desconectado...!

¿Le resulta familiar? ¿Le ha causado esta demostración una fuerte impresión positiva? Probablemente no.

Demos ahora la vuelta a estos ejemplos: Imaginemos que es usted o su organización que ofrece estas demostraciones a su perspectivas. ¡Ay! ¿Qué se puede hacer para mejorar las demostraciones virtuales?

Aquí tienes doce consejos estupendos:

  1. Aprender la tecnología: Rara vez intentamos algo nuevo delante de un posible cliente...

Antes de Cuando inicie una sesión web con un cliente potencial, familiarícese con la herramienta que utiliza (y con las herramientas en esa herramienta). Organice una sesión de exploración y práctica con un colega de su propia empresa. Invierta treinta minutos en investigar y experimentar las capacidades disponibles. De este modo, podrá desplegar y aplicar estas herramientas con confianza cuando esté en directo con un cliente potencial.

El primer paso es evaluar las capacidades disponibles. ¿Ofrece su herramienta:

  • ¿Opciones para compartir pantalla (por ejemplo, una ventana frente a todo el escritorio, pausa y reanudación)?
  • ¿Opciones de diseño y organización de la pantalla?
  • ¿Pizarra blanca?
  • ¿Capacidades de anotación?
  • ¿Posibilidades de anotación para el público?
  • ¿Diálogo en el chat?
  • ¿Área dedicada a las preguntas y respuestas?
  • ¿Opciones de visualización de vídeo?
  • ¿Opciones de fondos de pantalla?
  • ¿Opciones de entrada/salida/silenciamiento de audio?
  • ¿Emoji u otras reacciones?
  • ¿Gestión de la entrada de público?
  • ¿Gestión de participantes?
  • ¿Salas de descanso?
  • ¿Capacidad de grabación?
  • ¿Integración con otras aplicaciones?
  • ¿Qué más ofrece?

Ahora, ¡pruébalas! Durante los primeros quince minutos de la prueba, explora y prueba todas las funciones disponibles y obtén información de tu compañero. A continuación, cambia y deja que tu compañero explore durante los quince minutos siguientes.

En particular, practique el uso de las funciones de anotación. Algunas herramientas ofrecen actualmente un rico conjunto de líneas, colores, formas y texto (por ejemplo, Zoom). Otras pueden carecer de esta capacidad (en cuyo caso deberías explorar el uso de un 3rd herramienta complementaria).

Ahora ya sabe lo que es posible y puede aplicar estas opciones en demostraciones reales (y llamadas de descubrimiento, presentaciones y otras interacciones a través de la web).

  1. Probar la tecnología: Evitar "Caramba, no sé por qué esto no funciona..."

Para cualquier demostración web o reunión en línea de importancia, póngase en contacto con su contacto clave, su defensor o un colega que también vaya a participar en la llamada, y sugiérale que inicie la sesión web entre cinco y diez minutos antes de la hora prevista para el comienzo de la reunión formal.

Utiliza esos minutos para comprobar el uso compartido de la pantalla, la latencia, la resolución de la pantalla, la representación de los colores, el nivel y la claridad del sonido y la legibilidad de las fuentes. La latencia puede ser sorprendentemente larga en algunas situaciones. Le diré a mi contacto: "Vale, voy a decir 3-2-1 'clic' y luego avanzaré la diapositiva; por favor, avísame cuando la veas".

Tenga en cuenta que este diálogo, previo al inicio de la demostración, también comienza a entrenar a su prospecto de que la demostración será un conversación.

Otra comprobación a tener en cuenta es el tamaño del cursor del ratón. El tamaño por defecto (tanto en Mac como en Windows) tiende a ser bastante pequeño. Generalmente recomiendo aumentar el tamaño unas 2 veces y elegir una versión rellena, en lugar de sólo el contorno.

Del mismo modo, si utiliza un monitor de pantalla grande y se dirige a personas con pantallas más pequeñas, su pantalla se reducirá para ajustarse a la de sus clientes potenciales. El tamaño del texto de su software puede parecer muy pequeño y difícil de leer, por lo que es posible que tenga que cambiar la resolución de la pantalla para solucionar este problema. Pruébelo para asegurarse.

Por último, cuando operes en un navegador, ponte en modo de pantalla completa. Esto elimina las barras de herramientas y las pestañas de la parte superior, y también las cintas de la parte inferior, lo que te proporciona hasta 14% más de pantalla para tu software. Además, reduce la complejidad percibida, ya que hay menos botones, pestañas y comandos a la vista.

  1. Aplicar la tecnología: Evite la percepción del cliente potencial de "esto es aburrido"...

La mayoría de los proveedores dan por sentado que una demostración virtual no es más que un "¿Puede ver mi pantalla?" seguido de un clic y hablar, clic y hablar. Lamentablemente, esto no basta para mantener la atención del público.

Impulse la interactividad utilizando las herramientas que la gente de los distintos fabricantes de herramientas ha implementado para su disfrute:

  • Utilice las herramientas de anotación (bolígrafos, formas, sellos, flechas, etc.). El hecho de que aparezca en la pantalla un dibujo o gráfico nuevo e imprevisto capta la atención de tu público y lo despierta. Dibujar un círculo o arrastrar un rectángulo alrededor de un elemento de la pantalla atrae la mirada de tu público hacia exactamente lo que quieres que vean;
  • Invite a su prospecto utilizar las herramientas de anotación, si tienen preguntas sobre partes concretas de la pantalla;
  • Los paneles de los participantes suelen mostrar los nombres de los asistentes: Utiliza sus nombres cuando respondas a preguntas y comentarios;
  • Utilice las funciones de la pizarra y permita a su cliente potencial dibujar cuando surja la oportunidad: hacer un análisis del flujo de trabajo es un ejemplo;
  • Para grupos más grandes, sobre todo si la audiencia está silenciada, utiliza el chat o los diálogos de preguntas y respuestas para entablar una conversación con tu público;
  • El botón de pausa es una herramienta maravillosa que la mayoría de la gente desconoce por completo: Cuando Pausa está "activado", sigue mostrando la última pantalla que estabas compartiendo, lo que te permite hacer cualquier cosa ¡que quieras sin que el público lo vea! Puedes reiniciar una aplicación, abrir o cerrar archivos, limpiar tu escritorio, leer tu propio correo electrónico... Cuando estés listo para volver a compartir tu pantalla, sólo tienes que desactivar la pausa. Un placer.
  • El vídeo ofrece múltiples posibilidades. Puede utilizar su de vídeo para gesticular y comunicar su personalidad. He "regalado" a miembros del público trozos de papel y otros objetos pasándolos virtualmente a través de la webcam. Invita a los miembros del público a compartir también su vídeo para que puedas observar sus reacciones y su atención. Puedes considerar la posibilidad de llamar por su nombre a las personas que se hayan distraído: "Pat, ¿qué opinas sobre el uso de esta función?".
  • Míralos a los ojos... Espera, ¿qué? Tu webcam funciona igual que una cámara de cine: capta tu cabeza, tu torso y el fondo. Si estás mirando al teclado o a la parte inferior de la pantalla, miras a tu audiencia como si también estuvieras mirando hacia abajo. Cuando tengas una idea clave que comunicar, mira directamente a tu webcam. De este modo, el público tendrá la impresión de que le está mirando directamente. El estupendo libro de Julie Hansen, Mírame a los ojos ofrece ideas y orientaciones adicionales para conectar con su público a través de la web;
  • Deje que su prospecto conducir... Esto no es obvio, pero es muy atractivo: Invite a su cliente potencial a conducir determinadas partes de la demostración. Puede controlar el riesgo empleando a su campeón y practicando antes de la sesión. Pocas cosas despiertan tanto a un público como que uno de sus propio miembros que impulsan el software
  • Es posible que surjan otras funciones a medida que los proveedores de herramientas mejoren sus productos: Explórelas, pruébelas y utilícelas.
  1. Ponga pasión en su entrega: Evitar la audiencia "Zzzzzz..."

Nada dice "aburrimiento" como una voz plana y sin pasión que zumba sin cesar...

Es posible que tenga que compensar la incapacidad de su público para ver algo más que la cabeza y el torso inyectando más energía y dinamismo a su discurso. Algunos presentadores prefieren estar de pie cuando hacen una demostración web.

Toma ejemplo de los músicos: Modula tu voz de alto a bajo para causar impacto, aplica crescendos para crear tensión y aprovecha el poder de la pausa. Estos métodos añaden dramatismo a tu discurso. (Los instrumentistas de viento y los vocalistas reconocerán: "Empuja desde el diafragma..." para proyectar tu voz.)9

La pasión sí no no significa necesariamente hablar rápido. De hecho, es posible que ralentizar su discurso y elegir las palabras con cuidado tenga un impacto más positivo que intentar meter todo lo posible en el tiempo disponible.

Para la gente de EE.UU: Tenga en cuenta también la ubicación geográfica de su público. El uso de metáforas norteamericanas puede no resonar entre el público internacional. Del mismo modo, planifique el uso de un inglés más "internacional" y evite los coloquialismos locales. Al fin y al cabo, ese perro no caza (¿ves lo que he hecho?).

  1. Ver vídeo: "Oh, eso es un fondo interesante..."

Presta atención al fondo y, sobre todo, a la iluminación de tu cara. He visto a gente haciendo demostraciones que parecía estar de lado. Estaba claro que trabajaban con dos monitores, con la webcam en uno y el software en otro.

Si realiza la presentación desde una oficina, evalúe lo que su público ve detrás de usted. Lo mejor es que sea limpio y sencillo; considere la posibilidad de incluir uno o dos objetos relevantes o interesantes para iniciar la conversación, como uno o dos libros favoritos (yo sugeriría GREAT DEMO! y Descubrimiento - Conozco al autor).

Si utilizas un fondo virtual, asegúrate de que esté limpio y no se vea borroso. A los que tenemos el pelo rebelde nos puede ir mejor sin fondo virtual.

Además, en la mayoría de las demostraciones virtuales, los presentadores encienden el vídeo y lo dejan encendido durante toda la demostración. Si el público tiene un espacio limitado en la pantalla, es posible que se quede mirando su cara en lugar de su software. Considere la siguiente solución:

Su vídeo ON: Durante las presentaciones, para ayudar a "personalizar" la demostración. Es una persona real la que presenta, no una voz sin cuerpo;

Tu vídeo APAGADO: Mientras compartes las pantallas de tu software, para que tu audiencia se centre en tu software. Con el vídeo encendido, pueden estar viendo usted en lugar de su software;9

Su vídeo ON: Para los resúmenes intermedios, las preguntas y respuestas y el resumen final.9

  1. Mueva el ratón suave y deliberadamente: Evite el "síndrome del ratón Zippy... "99

Cuando utilizamos el ratón, el cursor sigue la trayectoria de nuestros ojos y, en muchos casos, el cursor se desplaza por la pantalla. Esto resulta doloroso para muchos espectadores9.

En la misma línea, ¿alguna vez has visto a alguien rodear algo sin parar con el cursor...? ¿Solución? "Mover y parar".

He descubierto el principio más asombroso: si quitas la mano del ratón, el cursor deja de moverse. Sí. ¡Increíble! Mueve el ratón hasta donde quieras que esté, luego quita la mano fuera de mientras hablas. ¡No se mueve!

Cuando navegue en una demostración, busque la posición deseada en la pantalla con los ojos. antes de mueves el ratón, entonces desplázate suavemente con el ratón hasta la nueva ubicación. A continuación, ¡suelta el ratón! Visite no rodea el lugar alrededor y alrededor y alrededor y alrededor...

Esta es la perfecto es el momento de utilizar una herramienta de anotación para resaltar el área en la pantalla, mientras describes lo que hace la capacidad, cómo ayuda al cliente potencial a resolver sus problemas empresariales y comunicas el valor asociado al uso de la capacidad.

  1. Impulse la interactividad: Evita el "chirp chirp chirp" de los grillos en una habitación vacía...

La mayoría de las demostraciones tradicionales intentan abarcar lo máximo posible en una hora y, al mismo tiempo, le dicen al público: "Por favor, haced preguntas durante la demostración para que sea lo más interactiva posible..."

Por desgracia, estos dos objetivos se excluyen mutuamente, y muchos manifestantes realmente no desea cualquier pregunta, ya que esas preguntas consumirán un tiempo precioso necesario para mostrar las muchas capacidades de su software. Esto empeora con cada versión, a medida que se añaden más funciones.

¿Cuál es el rescate para este dilema? La metodología Great Demo! ofrece algunas respuestas estupendas:

  1. Haz primero lo último (en lugar de "dejar lo mejor para el final...");
  2. Utilice la pirámide invertida (para asegurarse de que cubre lo más importante);
  3. Ejecute cada ruta utilizando el menor número de clics (para reducir la complejidad aparente).

Un estudio de demostraciones realizado por Gong.io reveló que las demostraciones con más éxito aplicaban estos tres principios. Además, en las demostraciones de mayor éxito se producían cambios de orador cada 76 segundos por término medio. (Un "cambio de orador" es un cambio del vendedor que habla al prospecto que habla y viceversa).

Esto no significa que cada 76 segundos necesitas alguna respuesta de tu público, pero hace decirte que si has estado presentando durante 4 o 5 minutos o más sin cambiar de orador, tienes que parar, hacer una pausa y conducir esa interacción. He aquí algunas sugerencias:

  • Resuma con frecuencia: Esto también indica al público que es su turno de hacer preguntas;
  • Consulte con frecuencia: Utiliza frases como "¿Comentarios o preguntas?" o "¿Qué te parece lo que has visto hasta ahora?" y "¿Responde suficientemente a tus necesidades?".
  • Comprueba la latencia periódicamente: Esta es una buena forma de comprobarlo a mitad de la demostración. Dígale a su audiencia: "Voy a decir '3-2-1 clic', luego por favor avísenme cuando vean aparecer el gráfico...". Esto (con suavidad, pero con firmeza) obliga a tu público a participar;
  • Compruebe la atención específica: "¿Puedes ver mi ratón apuntando al logotipo?".
  • Utiliza periódicamente los subrayadores, las flechas, los bolígrafos y otras herramientas de anotación;
  • Resalte el texto (arrastre por el texto para invertir el resaltado): Se trata de una técnica de resaltado sencilla y muy eficaz;
  • Cuando dirija la interacción con audiencias más numerosas: Haz que levanten sus manos virtuales, comuniquen sus reacciones y utilicen los diálogos de Chat/Q&A para responder a tus preguntas y permitir preguntas o comentarios por su parte. A menudo puede "rifar" a partir de los comentarios del chat para fomentar más contribuciones y recompensar a quienes participen.
  1. Utilice una agenda: Y evita que tu cliente potencial se pregunte: "¿A dónde va esto...?".

En la metodología Great Demo! enseñamos a dividir una demostración en trozos consumibles. Resulta que el típico ser humano adulto puede prestar atención durante unos 10 minutos antes de necesitar "refrescarse" de alguna manera. Por lo tanto, en una demostración de sesenta minutos debe haber (al menos) seis trozos; si hay más, mejor.

¿Qué es un "refresh"? Cualquier cosa que refresque el cerebro de tu audiencia. Cuando una persona hace una pregunta, se refresca y tú consigues otros diez minutos de su atención. Una buena forma de refrescar es utilizar una agenda y devolver al final de cada trozo para resumir, hacer una pausa para preguntas o comentarios y, a continuación, presentar el siguiente trozo o tema del orden del día.

Algunos equipos de proveedores presentan una agenda al principio de una demostración, y eso está bien. Pero es mucho mejor presentar la agenda, ofrecer el primer segmento y, a continuación, volver a la agenda para resumir y comprobar si hay preguntas o comentarios: De este modo, el público se refresca. Esto también ayuda a fomentar la interactividad, ya que deja "espacio" para preguntas y observaciones entre los segmentos.

Compartir su agenda al final de cada tramo también le brinda la oportunidad de presentar el siguiente también. "Diles lo que les vas a decir, díselo y luego diles lo que les has dicho". Gracias, Aristóteles.

Repita este proceso para cada segmento de su demostración y vuelva a su agenda para el resumen final.

  1. Utilice un "conducto activo": Date ojos en la reunión...

¿Alguna vez has hecho una demostración a través de la web a una sala llena de gente, pero sólo podías ver a una persona o a un pequeño subconjunto de la audiencia? Cuando te encuentres en una situación así o parecida, designa a alguien para que sea tus "ojos" en la reunión: Un "conducto activo" que te proporcione información sobre lo que ocurre en la sala de reuniones.

En el mejor de los casos, recurra a su comercial u otro colega de su empresa. El siguiente mejor es su campeón o contacto clave.

Comienza la sesión unos minutos antes y guía a esta persona para que te ayude:

  • Pruebe y confirme que la tecnología funciona correctamente: Todas las comprobaciones del punto 2 anterior;
  • Gestione las presentaciones: Haz que recorran la sala para ayudarte a captar el nombre, el cargo y los objetivos de cada participante;
  • Comunicar el tono y cómo van las cosas;
  • Le avisará cuando lleguen o se vayan nuevas personas;
  • Alerte cuando alguien tenga una pregunta o un comentario;
  • Gestione (y repita) preguntas para usted (¡ésta es muy buena...!);
  • Alertarte de discusiones en la barra lateral o de comentarios que no puedes oír.
  1. Limpia tu escritorio y las alertas: Y evitar los momentos embarazosos, "¡Oh, Dios mío!"...

Puede resultar divertido para el público ver en la pantalla del presentador previsualizaciones de correos electrónicos y otros mensajes durante una demostración, pero también distrae y puede ser francamente embarazoso.

¿Quieres otra historia de terror?

Hace un tiempo estaba viendo una demostración virtual, cuando uno de los miembros del equipo de prospectos hizo una pregunta. El vendedor envió un mensaje de texto al presentador: "Ignora esa pregunta, ¡ese tío es idiota!". Lamentablemente, el vendedor no se dio cuenta de que ese texto podría aparecer en la pantalla para que todos lo vieran... ¡y así fue!

Fin de la demostración, fin del ciclo de ventas...

¿Moral? Desactiva las alertas en la medida de lo posible y/o limita el uso compartido de la pantalla a las aplicaciones necesarias.

Un consejo adicional: los que tengan docenas de iconos en el escritorio, que piensen en ocultarlos o utilizar un escritorio alternativo para sus demostraciones. Un escritorio que parece una "diapositiva con logotipo" de una visión general del corp indica al público: "¡Esto va a ser complicado!".

  1. Gestione las preguntas: Aparcamiento profesional...

Considera la posibilidad de utilizar un documento de Word, Google o similar para capturar las preguntas aparcadas durante tu demostración. Muestra al público que has escrito la pregunta (recuerda compartir esa parte de la pantalla) y confirma que la has capturado correctamente. Utilizar el chat es otro buen método, pero recuerda asegurarte de que el chat está guardado al salir de la herramienta.

Bonificación: Para los documentos, puede utilizar tachado texto para marcar las preguntas que ha abordado en la sesión. Así tendrá constancia escrita de qué preguntas están cerradas y cuáles quedan pendientes. También le proporcionará una herramienta elegante para su resumen final.

  1. Mejórate: "Pero yo odio el sonido de mi propia voz...!"

La primera vez que la mayoría de nosotros oímos nuestra propia voz reproducida en una grabación, nos quedamos horrorizados: "¡Aaaagh! ¿Realmente sonido ¿así?" Una vez que a través de que, podemos aprender mucho grabando nuestras sesiones web y reproduciéndolas.

Esta es una forma maravillosa de escuchar lo que en realidad y cómo lo ha dicho: Tus "muletillas" ("um", "erm", "en realidad", etc.), tu ritmo, tu tono, tus palabras, tus pausas y tus resúmenes.

  • ¿Ha introducido cada trozo y resumido al final? ¿Incluyó pausas para que el público hiciera preguntas o comentarios?
  • ¿Cuánto duraron los segmentos más largos en los que habló sin parar? ¿Cuál fue el tiempo medio de cambio de orador?
  • ¿Habló a un ritmo cómodo para su audiencia? ¿Fueron tus palabras, analogías y metáforas coherentes con sus normas geográficas y culturales?
  • ¿Ha gestionado bien las preguntas? ¿Interrumpiste a tu cliente potencial o le dejaste completar su pregunta? ¿Profundizó para descubrir el "por qué" de su pregunta? ¿Confirmaste que habías respondido a la pregunta adecuadamente?
  • Cuando presentó las pantallas clave, ¿recordó describir qué que su público estaba viendo, cómo les ayuda a resolver sus problemas empresariales, y cuánto se asocia a la realización del cambio?
  • ¿Qué tal el ratón? ¿Fue suave y deliberado o sufres (como yo) el síndrome del ratón zumbón?
  • ¿Fueron fluidas y profesionales las transferencias entre usted y sus colegas?
  • ¿Qué partes de la demostración han tenido más eco entre los posibles clientes?
  • ¿Ha habido sorpresas (positivas o negativas)?
  • ¿Ha alcanzado el objetivo de la demostración? Y lo que es más importante, ¿permitió que su cliente potencial lograra su ¿Objetivos de la reunión?

¿Qué has hecho bien? ¿Qué podrías hacer mejor la próxima vez?

La lista anterior también representa una evaluación posterior a la demostración basada en el equipo. Las mismas preguntas, pero para el equipo de ventas en su conjunto.

Doce consejos estupendos

Aprender, practicar y aplicar estos doce consejos mejorará (de forma bastante notable) la mecánica de sus demostraciones virtuales.

Elige un artículo para probar cada semana y en unos meses, estarás sorprendentemente efectivo...

 

Copyright © 2006-2023 The Second Derivative - Todos los derechos reservados.

 

Para aprender los métodos presentados anteriormente, considere la posibilidad de inscribirse en un taller de ¡Demostración Genial! Haciendo Descubrimiento o Taller de Habilidades de Demostración. Para obtener más consejos sobre demostraciones y descubrimientos, mejores prácticas, herramientas y técnicas, explore nuestro blog y los artículos de las páginas de Recursos y únase a la sección Gran demostración Grupo LinkedIn para compartir sus experiencias y aprender de los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio